4 de julio de 2012

Responsabilidad y Prospectiva; Reflexiones sobre el proceso electoral 2012


Responsabilidad y Prospectiva; Reflexiones sobre el proceso electoral 2012
Baja California, 4 de Julio de 2012

Estimad@s amig@s, los resultados del proceso electoral del pasado domingo 1º de Julio son un referente doloroso para quienes desde el Partido Acción Nacional hemos dedicado nuestra vida a la construcción de una ciudadanía más responsable, un gobierno mejor y un partido a la altura de estas expectativas.

Hago un apretado repaso de mi experiencia dentro del PAN, desde aquel 1983 cuando mis padres me llevaban a las actividades de la campaña local en Mexicali, a los mítines y a las reuniones en las oficinas de la Lerdo, pasando por la campaña de Maquío cuando formalmente me afilié al Partido al cumplir mi mayoría de edad en 1988, hasta la alegre experiencia del triunfo en 1989 de la Gubernatura del Estado y la del año 2000 cuando ganamos por primera vez la Presidencia de la República y no puedo sentir otra cosa que seguramente algo nos falló en el camino para que la sociedad perdiera esa confianza que con entusiasmo nos había conferido en el pasado.

Por una parte, me parece que es innegable la aportación que los gobiernos panistas han hecho a nuestro País. En Baja California demostramos a lo largo de muchos años que era posible hacer un gobierno honesto, eficiente, moderno. Logramos resolver problemas añejos de la entidad, como la falta de agua en la zona costa del Estado, el pago de cuotas escolares, la falta de confianza en las autoridades de seguridad pública y la falta de aires acondicionados en las escuelas de Mexicali, por ejemplo. Además, hemos sido ejemplo nacional en muchos ámbitos del servicio público. En este rubro no puedo dejar de mencionar la credencial estatal con fotografía, que le demostró a todo México que, con un poco de voluntad, valentía y entusiasmo, era posible darle certeza a los procesos electorales de los cuales tanto nos quejábamos.

A nivel nacional, en los últimos 12 años, el País se ha transformado y hemos llevado a cabo cambios que nos han hecho avanzar más que en toda nuestra historia postrevolucionaria. Solo por mencionar algunos ejemplos, podemos anotar la estabilidad económica de México. Sobran los análisis que demuestran que, mientras en el sexenio de Miguel de la Madrid tuvimos un nivel inflacionario de más de 1,400 por ciento, en los gobiernos responsables del PAN la inflación sexenal no ha rebasado el 20 por ciento. También hemos logrado la cobertura total de salud a través del seguro popular y hemos hecho la inversión más importante en la historia de México para construir nuevos espacios educativos. En materia de seguridad pública, rompimos con la espiral irresponsable del pasado y sentamos las bases para que tengamos un futuro de paz y armonía en nuestra sociedad.

Sin embargo, no hemos sido capaces de refrendar nuestros triunfos a nivel nacional y, tampoco fuimos capaces de hacerlo en varias entidades, como Jalisco y Morelos.
Entonces, nos queda un camino complejo por recorrer. El camino de la humildad para reconocer los errores que todos hemos tenido. Empleados de gobierno, candidatos, dirigentes partidistas, coordinadores de campañas, miembros activos, adherentes y simpatizantes.

No será posible corregir el camino si no somos capaces te hacer una reflexión autocrítica del papel de cada uno de nosotros y poder ponerla, de manera generosa, al servicio de la reconstrucción de nuestro Partido a todos los niveles. Una reflexión que nos permita abordar, con responsabilidad, por lo menos los siguientes factores:

1. La vida institucional de nuestro partido, la autoridad que tienen nuestras dirigencias, la organización de las mismas, el despliegue territorial que tenemos en nuestros municipios, los subcomités. Tenemos que revisar si estas estructuras y sus características funcionales son prácticas para acercarnos a la sociedad y dar una cara amable a sus necesidades y aspiraciones.

2.       El proceso de crecimiento de nuestro partido. Para todos es común hoy en día que, con el fin de poder influir en el proceso de selección de candidatos a puestos de elección popular, la clave es contar con un bagaje de “votos cautivos” que nos permitan demostrar fuerza al interior del partido. La membresía en el PAN se ha pretendido convertir en un instrumento de negociación política para la definición de candidatos. Cómo podemos revisar estos procesos para seguir estando lo más abiertos a la sociedad, pero en un proceso de libertad para nuestros miembros?

3.       La responsabilidad de los miembros del PAN. A lo largo de los años, se han llevado a cabo procesos de revisión de las conductas de los miembros del partido y, en muchas ocasiones, la institución no ha sido capaz de sancionar con efectividad a aquellos que se han apartado de nuestros reglamentos y normatividad en general. La falta de rendición de cuentas genera espacios para la impunidad y la falta de respeto entre nosotros. Es fundamental tener un sistema estable y estricto en el cumplimiento de nuestras obligaciones, tanto para miembros en general, dirigentes y funcionarios públicos.

4.       La agenda de nuestro partido como institución independiente. En los últimos 15 años ha habido un acelerado acceso al poder público por parte del PAN en todo México y, en términos generales, un proceso de crítica respecto al papel que el partido debe jugar frente a sus gobiernos y viceversa. Estoy convencido de que no hemos resuelto este dilema, pues dentro de nuestras filas tenemos opiniones de lo más diversas, que van desde aquellas que hablan del necesario repliegue del partido al gobierno, hasta las que reclaman un permanente estado de conflicto para garantizar la buena marcha de ambas instituciones. Resolver este dilema y, sobre todo, estar todos de acuerdo en la propuesta definitiva, es fundamental para el futuro del PAN.

5.       Los procesos de selección de candidatos. Ya reflexioné un poco sobre este tema en el punto número 2, sin embargo, me parece que merece mención aparte pues es básico reconocer que uno de los objetivos más importantes, que no el único, aclaro, del PAN, es el acceso al gobierno para poner en práctica nuestro proyecto de nación en beneficio de la sociedad. Sin embargo, con el natural crecimiento del partido y la complejidad cada vez mayor en el ejercicio del gobierno, los métodos para seleccionar candidatos han sido cada vez más motivo de conflicto al interior del mismo y, en muchas ocasiones, motivo de división y falta de apoyo a las campañas de los candidatos resultantes. Aquí también tenemos opinión dividida al interior. Tenemos personas que consideran que debemos regresar a los mecanismos de mayoría casi absoluta de nuestras convenciones, requiriendo dos terceras partes de los participantes para tomar una decisión, hasta aquellos que hoy en día hablan de que debemos optar por aquellos candidatos que obtengan el mejor resultado en una encuesta entre la ciudadanía exclusivamente, sin considerar su perfil o su arraigo entre la membresía. Yo estoy convencido de que ningún extremo es la mejor opción y de que debemos construir, en consenso, un mecanismo ágil, representativo, que no alimente la tentación del control de grupos internos de votantes y que, con mecanismos modernos, pueda garantizar una balanza entre el sano y necesario crecimiento de nuestros cuadros jóvenes y las nuevas generaciones, con la necesidad de presentar candidatos competitivos en las elecciones.

6.       Nuestra relación y comunicación con la sociedad. Talón de Aquiles permanente ha sido en el partido y en nuestros gobiernos la capacidad para relacionarnos y comunicarnos con la sociedad. El PAN lucha por la construcción de una ciudadanía responsable, informada, educada, que tenga la capacidad de reflexionar a fondo las decisiones de la vida personal y comunitaria para siempre tomar la mejor decisión. Esta visión, nos aparta generalmente de mecanismos populistas o clientelares de trabajo, sin embargo, también nos ha llevado a escenarios en los que perdemos la calidez en el trato con los ciudadanos y la necesaria sensación de acompañamiento o apoyo subsidiario que a veces requieren en lo individual o en sus grupos organizados. Respecto a los medios de comunicación, también repetimos la falta de capacidad para generar mecanismos claros y eficientes para tener una relación respetuosa y constructiva entre ellos y nuestro partido y nuestros gobiernos.

Seguramente soy omiso en otros temas que algunos de Ustedes podrán considerar relevantes para el análisis de futuro, pero estoy convencido de que debemos encarar este reto y, sobre todo, empezar de inmediato a trabajar para estar en condiciones de seguir cumpliendo con la misión del PAN con la que todos debemos tener un compromiso fundamental: La Construcción de Una Patria Ordenada y Generosa y una Vida Mejor y Más Digna Para Todos!

Fraternalmente,
José Oscar Vega Marín

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Señor Oscar, Como siempre, me he jactado de decir que soy una ciudadana normal, refiriéndome a que NO pertenezco al partido, entonces puedo opinar libremente sin preocuparme de que pensarán las personas que no lo apoyan o los que me dieron trabajo, ETC. entonces, hablo con libertad.

    Gracias al internet y a otras cuestiones, los ciudadanos estamos informados, y como en Europa, hacemos caso COMO NOs PLACE, de rumores y habladurías; Lo que es un hecho es que el pan seguirá con su ideología , con la cual me identifico plenamente, PERO, en la política, como en los negocios, la importancia de las estrategias es ELEMENTAL.

    Sabemos de antemano que la candidata del PAN para la presidencia era la mejor opción entre los candidatos, pero con mentalidad de ESTRATEGIA EN LOS NEGOCIOS,no es ni será suficiente para ayudar de manera apropiada a todos los mexicanos; SOMOS IGNORANTES; GROSEROS; CORRUPTOS; Qué esperabamos obtener ofreciendo a alguien que no es como nosotros ? aunque me escuche frívola, todo esto es parte de las estrategias....

    No terminaría de escribir todo lo que pienso, Solo diré que un día le dije que yo aportaría lo que de mi parte estuviera, entonces, a pesar de la negatividad que se percibe, me afiliaré al partido para que mi voz sea escuchada de algún modo, y entonces afiliaré a la gente que piensa como yo, para hacer lo que de nuestra parte corresponde, para defender nuestros ideales y de sobretodo apoyar a Quien lo merece, en este caso a usted.


    Yo si quiero una vida Digna y ordenada para mis hijos, que aunque no parece, se muestran afectados por todo lo que acontece en torno a las pasadas elecciones.

    ResponderEliminar
  3. Creo que el partido perdio la perspectiva. Perdio el rumbo. Dejo de trabajar en equipo. Un partido politico es un proyecto o debe serlo. Debe contar con todos sus pasos estructurados que usted seguramente ya conoce: mision, vision, objetivos, metas etc. Y como en la escuela, todos se lo deben saber de memoria. Tiene razon cuando diceque falto saber como sancionar a los que se salen de linea.
    Este fracaso debe de ser una gran leccion de humildad y lealtad para los panistas.
    Suponiendo que hank sea candidato, los perez tejada lo van a promover como hicieron con el candiato de la presidencia, porq ellos le tiene mas lealtad al partido q al pueblo. Los a priistas se unieron, desde hace seis años para criticar el sexenio de calderon. Si hay que cambiar, hay que corregir por dentro, pero no pierdan de vista que eso no es todo, nosotros no tenemos hanks ni moreiras ni montieles, y perdimos.
    Si, hay que corregir muchos errores eso esta bien, pero no es lo que se necesita para ganar elecciones. Eso esotra cosa.

    ResponderEliminar

Muchas Gracias por tus comentarios!